Fiesta de "Cascamorras" Baza/Guadix (Granada)

Baza, provincia de Granada. Un 6 de septiembre cualquiera. No así para bastetanos y bastetanas. Se percibe cierta “tensión” en el ambiente: comercios y funcionarios de mantenimiento se apresuran por acondicionar las calles de la ciudad, llegan los primeros medios de comunicación, amigos y las familias comienzan a reunirse para la que será una nueva jornada de muchas sensaciones,... y cómo no, hay quien siente ese típico “cosquilleo en el estómago” ante la inminente celebración de la fiesta.



Procedente de la vecina localidad accitana viaja a tierras bastetanas una comitiva de la Hermandad de Guadix, liderada por un personaje un tanto peculiar al que le ha sido encomendado una misión: llegar limpio de
Seis de la tarde. Paraje de “Las Arrodeas”. Último cohete que anuncia el inicio de esta arraigada carrera de “Cascamorras”, que junto a la ayuda del abanderado (quien ayuda a portar la bandera), su fiel tamborilero, y con la única defensa de su porra, intentará cumplir su cometido de llegar “inmaculado” a la Iglesia de la Merced. Mientras, una “marea negra”, compuesta por miles de bastetanos y bastetanas, espera para manchar al representante de los accitanos, con aceites y pintura negra.


Como comprenderá, estimado lector, “Cascamorras” acabará totalmente impregnado, y por tanto, no conseguirá su objetivo, llevarse de regreso la talla de la Virgen de la Piedad, el bien más preciado del pueblo de Baza.

El espectador que se acerca a esta fiesta por primera puede pensar que esta es una batalla de bárbaros, sin embargo no es así: a lo largo del recorrido se repiten vítores aclamando al Cascamorras, se le limpia la cara y se le da de beber cuando lo solicita, y en varias ocasiones se le da la oportunidad de limpiarse en las distintas fuentes de la ciudad. A cambio, el de Guadix ofrece al pueblo bastetano varias juras de bandera. De hecho, la tradición del “Cascamorras”, de un evidente carácter lúdico-religioso, no es otra cosa que la muestra del hermanamiento de dos ciudades que hace más de 500 años supieron resolver sus Fiesta de Cascamorras. Baza/Guadix (Granada)
conflictos, y el amor que estos dos pueblos profesan a la Virgen María, Madre de Dios. Es la expresión de multitud de sentimientos que no se pueden expresar con palabras.



Para conocer el origen de esta Fiesta, debemos remontarnos a tiempos de la Reconquista. La leyenda cuenta que, en 1490, con la llegada de los Reyes Católicos a Baza, fue mandado construir un templo cristiano en el lugar que ocupaba el lugar de culto de los antiguos musulmanes. Durante los trabajos de construcción, un albañil accitano, llamado Juan Pedernal, fue sorprendido por una voz que exclamaba “¡Piedad, Piedad!”. Continuó excavando y entonces descubrió una talla policromada de una Virgen con el Niño Jesús en sus brazos. A raíz de este descubrimiento surgió la disputa por la posesión de la imagen religiosa, que finalmente se zanjó de la siguiente manera: la Virgen se quedaría en Baza, pero se permitía a una comisión civil y eclesiástica que viajara desde Guadix hasta la población vecina, para la organización de las fiestas, y con la condición “imposible” que aún en la actualidad se sigue respetando.

Después de estos sucesos, cada 6 de septiembre, un sucesor de Juan Pedernal, “Cascamorras” (que se cree que deriva de los arlequines que acompañaban a aquellas comisiones), intenta cada año – evidentemente, sin éxito- hacerse con la imagen de la Virgen de la Piedad de Baza... y tres días después, en Guadix, sus vecinos lo vuelven a recibir por no haberla recuperado, pero esta vez con agua y pinturas de almagra y “azulete”.



Esta festividad, avalada por diferentes referencias -incluso presente en las aventuras de El Quijote-, después de cinco siglos, lejos de desaparecer, está “más viva que nunca”. Con el fin de inculcar esta costumbre a los más pequeños, recientemente se viene organizando el “Cascamorras Infantil”. Además cuenta con el apoyo institucional, pues tras ser declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional, “El Cascamorras” de Guadix y Baza ha recibido el título estatal de Interés Turístico Internacional; lo que a buen seguro contribuirá a hacer “más grande” esta fiesta. 



Este port ha sido escrito para Sitios de España por:



Juan de Dios Rubio
Fotografías de: Miguel Gil (alandalusphototour.com)
Video: Juan Polo

0 comentarios:

Publicar un comentario