Semana Santa de Lorca (Murcia)

La semana santa lorquina, declarada Fiesta de interés Turístico Internacional por la UNESCO en 2007, se trata de una de las tradiciones más importantes y características que podemos encontrar en España.


Esta semana santa tiene una personalidad propia que no se puede encontrar en otros lugares. Además de contar con los desfiles tradicionales religiosos, existen los desfiles bíblico-pasionales, con la representación del Antiguo Testamento en la que participan carrozas y carros de todos los personajes que en él aparecen. Todo ello da lugar a una increíble puesta en escena que deja sin palabras a todo aquel que disfruta con la semana santa y está acostumbrado a las procesiones convencionales. Es una manera original de celebrar esta festividad en la que los lorquinos participan activamente y disfrutan año tras año con muchísima pasión. Por eso se dice que es Una pasión diferente.

Explotador. Paso Azul. Foto de la web Bordados de Lorca 


ORÍGENES
El origen de estos desfiles bíblicos data del año 1852 y era una manera de acercar los textos de la Biblia al pueblo. Dadas las continuas expropiaciones a las instituciones religiosas que se produjeron en aquellos tiempos, las escenificaciones de los pasajes no contaban con imágenes o esculturas, si no con figurantes que iban a pie. En consecuencia de esta falta de recursos, la clase pudiente comenzó a comprar edificios religiosos y a participar en los desfiles como muestra de prestigio social.

CUESTIÓN DE COLORES, ¿Blanco o Azul?
Para comprender a fondo la semana santa es realmente importante conocer un brevísimo, pero imprescindible, resumen  del origen de sus principales cofradías: el Paso Blanco y el Paso Azul. En 1852 se creó la sección de nazarenos blancos, cuya actual sede es la iglesia de Santo Domingo y su titular la Virgen de la Amargura. En 1855, se crea la sección de nazarenos azules. Esta nueva sección establece la Hermandad de Labradores (este nombre es debido a que fue formado por la clase media: artesanos, pequeños y medianos comerciantes), constituida en la iglesia de San Francisco (actual sede del Paso Azul) cuya titular es la Virgen de los Dolores. 

Muchos no comprenden la elección de color que cada lorquino hace, la típica pregunta: ¿De qué paso eres tú? Esta decisión no tiene nada que ver con pensamiento político o clase social, como  en sus orígenes fue. Ahora es por tradición familiar, gusto o preferencia.
Hoy en día Lorca cuenta con seis cofradías, también llamadas pasos. Cada uno de los pasos se le conoce por el color de las túnicas que se lucen: Azul, Blanco, Encarnado, Morado, Negro y Resucitado.
  • Paso Azul: Hermandad de Labradores, su titular Virgen de los Dolores de la iglesia de San Francisco. En la Casa Museo, se encuentran los bordados del paso y en la parte superior el taller de bordados.
  • Paso Blanco: Muy ilustre Cabildo de Ntra. Sra. Virgen de la Amargura, su titular Virgen de la Amargura en la iglesia de Santo Domingo. Su museo (MUBBLA) situados en el interior de la propia iglesia.
  • Paso Encarnado: Archicofradía del Santísimo Cristo de la Sangre, su titular el Cristo de la Sangre de la iglesia de San Cristóbal. Su museo (MUPAEN) guarda sus bordados y en sus dependencias está el taller de bordado.
  • Paso Morado: cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, su titular el Cristo del Perdón  en la iglesia del Carmen. Su museo 'Museo Nicolás Salzillo il maestro',  que esculpió "La Mesa de los Apóstoles", la gran obra de este paso que se puede encontrar en el interior.
  • Paso Negro: Hermandad de la Curia, su titular la Virgen de la Soledad en la colegiata de San Patricio.
  • Paso del Señor Resucitado: Archicofradía de Jesús Resucitado, su titular la imagen de Nuestro Señor Resucitado. La Colegiata de San Patricio alberga la sede de la Archicofradía.

Virgen de la Amargura en procesión. Paso Blanco. Foto de la web de la agrupación musical del Paso Blanco

Virgen de los Dolores durante la Serenata del Paso Azul. Foto propia


BORDADOS
No se entiende la semana santa lorquina sin la explosión de color, brillo y el intenso esfuerzo de los bordados en oro y sedas que caracterizan todo lo que desfila durante esos días.  

Al principio los materiales lujosos se reservaban solamente para los mantos de las imágenes, estandartes, paños de altar… el resto de grupos que procesionaban debían llevar vestimentas austeras y sin complementos. Sin embargo, la rivalidad creciente entre ambos pasos fue gradualmente aumentando una puesta en escena más lujosa. Así es como progresivamente van apareciendo el oro, las sedas y las piedras preciosas a los bordados lorquinos, así como el famoso medio punto que las bordadoras emplean en sus trabajos. Todo ello logrando un acabo impecable y sorprendente.

A lo largo de los años, estos mantos, túnicas y trajes se han ido adaptando a las características de las procesiones: mantos para grandiosas carrozas, diseños renovadores…

En 2005 algunos de los bordados lorquinos fueron declarados Bienes de Interés Cultural, máxima compensación que puede recibir el arte. Estos bordados son del paso azul: el manto de la Virgen de los Dolores (1905), el estandarte del Reflejo (1914), el estandarte de San Juan (1918), el estandarte del Ángel Velado (1915), estandarte de la Magdalena (1918) y el estandarte guión (el que encabeza la procesión azul) (1945). En el paso blanco: el manto de la Virgen de la Amargura (1928), los cuatro paños del palio de la Virgen de la Amargura (1918) y el estandarte de la Oración en el Huerto (1918).

Toda la información adicional que los visitantes desean saber sobre estos bordados, como por ejemplo anécdotas, historias, galardones… se les transmite durante todo el año en las casas museos de cada paso. En semana santa en las iglesias correspondientes, con la ayuda de jóvenes voluntarios que ofrecen guías gratuitas, también se informa de todo.

DÍA A DÍA
A continuación, un breve resumen de los actos que se llevan a cabo durante todos los días de la semana santa lorquina para poder así comprender mejor la dinámica de las procesiones. Aquí se incluyen las procesiones más relevantes y características, pero durante todos los días se realizan vía crucis y misas solemnes en honor a las distintas vírgenes. 

Toda la información se puede consultar en la web o en los distintos folletos a disposición del turista en la oficina de turismo.

VIERNES DE DOLORES

24.00h. Serenata a la Virgen de los dolores

Tiene lugar en la puerta de la iglesia de san francisco, donde se congregan miles de personas para dar comienzo al día más azul del año. Consiste en una reunión de azules en la que con voces de júbilo y a grito de “viva la Virgen de los Dolores y viva el paso azul” esperan a que la imagen salga unos metros de la iglesia y vuelva a entrar. Resulta un espectáculo enigmático que solo dura unos minutos, pero que son vividos con muchísima intensidad y que reúnen a tanta gente que las calles están repletas.

Sobre las 19.30h. 

Da comienzo la procesión que recorre la avenida principal de la ciudad y está presidia por el paso azul, el cual este día realiza una procesión totalmente religiosa en honor a su virgen. El resto de pasos desfila con su infantería romana, diversos carros y bandas de música. La procesión acaba con la recogida de la Virgen de los Dolores en su iglesia, un solemne espectáculo en el que los azules se concentran para celebrar que todo ha salido bien durante la carrera y que la virgen descansa ya.

Serenata del Paso Azul. Foto propia


SABADO DE PASIÓN

Sobre las 21.30h. 

 Se lleva a cabo una pequeña procesión religiosa presidida por el paso negro. Esta sale desde san patricio y recorre las calles del casco antiguo. Íntima y agradable procesión en un entorno histórico.

Procesión de la Soledad. Paso Negro. Foto de Bordados de Lorca


DOMINGO DE RAMOS

Durante la mañana del domingo tiene lugar en la iglesia del paso blanco y en la del paso encarnado la bendición de las palmas para la procesión.

Sobre las 19.30h.

Comienza la procesión presidia por el paso negro a lo largo de la avenida principal. Destaca de la procesión del paso blanco la representación de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén con el pueblo hebreo. Es el primer grupo bíblico en vivo de las procesiones lorquinas y lo forman miles y miles de blancos ataviados con la vestimenta tradicional de los hebreos.

Entrada del pueblo hebreo. Paso blanco. Foto del Blog de la Semana Santa de Lorca


LUNES SANTO

Por la mañana quedan inauguradas las exposiciones de bordados de los pasos blanco, azul y encarnado. A partir de este día y hasta el final de la semana voluntarios de las distintas cofradías se encargan de ofrecer visitas guiadas gratuitas a todos los visitantes que deseen conocer un poco más a fondo la historia y la puesta en escena de los diferentes mantos.

Exposición en San Francisco. Paso Azul. Foto propia


MARTES SANTO

A las 22.00h 

Encuentro del Stmo. Cristo de la Sangre, Ntro. Señor Jesús de la Penitencia y la Stma. Virgen de la Soledad Coronada

En una plaza de uno de los barrios lorquinos tiene lugar un bellísimo encuentro de estos tres tronos que inundan las calles de fervor y respeto. Un magnífico espectáculo que merece la pena ver.

MIÉRCOLES SANTO

Sobre las 22.00h

Tiene lugar otro encuentro que reúne esta vez al Cristo del Rescate, la Santa mujer Verónica y San Juan Evangelista (los tres del paso blanco). Se unen los tronos en la emblemática plaza de España y hacen un paso unísono los tres. Verdadera devoción es lo que se siente en esos instantes.

Más tarde el paso morado baja al Cristo Crucificado desde el Calvario hasta su iglesia y allí se encuentra también el Cristo del Perdón donde los cantaores de saetas lorquinos llenan de voz la calle.

San Juan Evangelista. Paso Blanco. Foto propia


JUEVES SANTO

 Este jueves comienza otro día intenso de procesiones bíblicas recorriendo las calles céntricas del municipio. Sobre las 19:30 comienza la procesión presidida por el paso morado, esta representa el sufrimiento de Jesús en los últimos momentos de su vida. Una procesión marcada por el fervor lorquino.

A las 24:00 tiene lugar en el barrio de San Cristóbal una procesión estrictamente religiosa que resulta espectacular en todos los sentidos, la procesión del silencio. El silencio absoluto baña las calles de este barrio mientras se oyen las saetas que los cantaores regalan a las imágenes cuando pasan. Es sin duda una de las más bonitas y que más gusta a todo el mundo.

Cuadriga Flavia Domicia. Paso Azul. Foto de Bordados de Lorca

Virgen de la Soledad en la procesión del silencio. Paso encarnado. Foto propia 


VIERNES SANTO

Por la mañana temprano tiene lugar un vía crucis especial en el que las imágenes de San Juan Evangelista, la Inmaculada Virgen de los Dolores y el Nazareno del Socorro son acompañados por cientos de fieles hasta el Calvario. Una práctica que se lleva realizando desde hace muchos años y que cada año suma más adeptos. Es la manera perfecta de empezar el día.

Es característico que al bajar de este vía crucis la gente vaya a visitar las exposiciones permanentes que durante esa semana se encuentran emplazadas en las iglesias, ya que las flores de los tronos están recién puestas y todo luce de una manera especial. 

Sobre las 19:30 de la tarde comenzará el último desfile bíblico del año en el que, presididos por el paso blanco, todas las cofradías (excepto el Resucitado) sacan sus mejores galas para que el público pueda disfrutar de ellas. Por ser el último día de procesión bíblica salen todos los grupos y casi todas las imágenes.

Via crucis al Calvario. Paso Morado. Foto de Bordados de Lorca

Reina de Saba. Paso Blanco. Foto de Bordados de Lorca


SÁBADO DE GLORIA

Lo más significativo de este día es la subida de la Virgen de la Encarnación a la iglesia de Santa María, donde permanecerá durante toda la noche acompañada de los vecinos del barrio con el mismo nombre. 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Desde la iglesia de santa María baja la Virgen de la Encarnación que se encuentra en la plaza de España con la imagen del Señor Resucitado. Todas las cofradías de Lorca vestidas con sus trajes de gala acompañan a las imágenes. Y celebran con sus agrupaciones musicales y una explosión de color y vida, la resurrección de Jesús. Y así pone punto y final la semana santa lorquina.

Procesión del Domingo de Resurrección a su paso por la Calle Corredera. Foto de Bordados de Lorca


PARA TERMINAR

Cabe destacar que los días viernes de dolores, domingo de ramos, jueves santo y viernes santo las llamadas banderas de “pelea” del paso blanco y azul, llamadas así porque van siempre girando, se colocan en los balcones de algún cofrade en las calles cercanas a sus respectivas iglesias. Una comitiva junto con la banda de música y cientos de blancos y azules se acercan a recogerla para que dé comienzo la procesión principal. Tras bajarla del balcón comienza a moverse y no para hasta terminar toda la carrera.

Es interesante saber que cada paso tiene un “himno” (el Tres para los blancos y las Caretas para los azules). Los lorquinos los identifican enseguida y se ponen eufóricos al escuchar el suyo propio.

Es sin duda un tiempo de fiesta y celebración que no se entiende si no se vive en esta ciudad maravillosa que se viste de gala cada año para recibir a los turistas y sus procesiones de las que los lorquinos estamos orgullosos. La semana santa es para vivirla con los lorquinos, es…. Una pasión diferente.

Bandera de pelea del Paso Azul. Foto de Facebook del paso 


Bandera de pelea del Paso Blanco. Foto de Facebook del paso




Este post ha sido escrito para Sitios de España por:
Vanesa Martínez
Twitter@VmbTurismo

Agradecimientos: Bordados de Lorca (Fotos)




0 comentarios:

Publicar un comentario